Las aplicaciones en segundo plano incrementan el uso de los recursos de memoria del dispositivo móvil. Esto da como resultado un sistema que trabaja de forma pesada y  responde lentamente. A continuación, te mostraremos cómo cerrar estas aplicaciones para mejorar el funcionamiento del móvil.

aplicaciones en segundo plano

¿Qué son las aplicaciones en segundo plano?

Existen numerosas aplicaciones para los smartphones que solemos utilizar a diario, las cuales muchas veces mantenemos abiertas sin estar en uso, lo cual puede ralentizar el funcionamiento del dispositivo.

Al dejar de utilizar una aplicación en el dispositivo, esta continúa ejecutándose en segundo plano. Es decir, que continúan almacenando y sincronizando datos, actualizando información entre otras muchas funciones internas de la app.

Es por esto que es una excelente idea el gestionar las aplicaciones en segundo plano para optimizar el uso del móvil. Esto contribuye con la correcta distribución de recursos de la memoria, volviendo el sistema más eficiente.

aplicaciones en segundo plano

Beneficios de detener las aplicaciones 

Cuando las aplicaciones se mantienen abiertas en segundo plano y sus actualizaciones y procesamiento de datos continúa realizando su funcionamiento normal, al gestionarlas correctamente obtenemos beneficios importantes como:

  • Al cerrar las aplicaciones que no estamos utilizando, podemos aumentar el período de duración de la batería.
  • Se optimiza la capacidad de almacenamiento de la memoria RAM lo cual mejora el tiempo de respuesta de las aplicaciones en uso.
  • Mejora el rendimiento del funcionamiento del móvil.

Cabe destacar, que las aplicaciones en segundo plano no dañan el móvil, tampoco paralizan la ejecución de otras aplicaciones, pero ralentizan de manera significativa los procesos que se llevan a cabo en en el momento.

Por ello, es recomendable que identifiques las aplicaciones que se usan relativamente poco, pero continúan consumiendo recursos en segundo plano.

aplicaciones en segundo plano

El móvil gasta una cantidad importante de recursos manteniendo actualizadas las app en segundo plano, para que estén listas para ejecutarse al instante de que el usuario lo requiera.

Un ejemplo de las aplicaciones en segundo plano son las redes sociales, las cuales guardan registros actualizados y te avisan cuando comentan o reaccionan a tus publicaciones.

Para complementar la información te invitamos a leer nuestro artículo: APPS Raras

¿Cómo cerrar las aplicaciones para que no se ejecuten en segundo plano?

Para lograr cerrar las aplicaciones correctamente y evitar que sigan ejecutándose en segundo plano, por lo general se ejecutan dos acciones. No se necesita instalar ninguna aplicación extra lo cual representa una ventaja para el usuario.

Limitar procesos completamente

Aunque suene un poco radical, puedes asegurarte de que ninguna de las aplicaciones se ejecute en segundo plano, sin excepción.

Para realizar esta acción, puedes ir a la parte de ajustes y selecciona las ‘Opciones de desarrollador’. Una vez hayas llegado a este punto, debes escoger la alternativa de ‘Limitar procesos en segundo plano’, lo cual te llevará al pulsar sobre ella a la opción ‘Sin procesos en segundo plano’.

En el caso de que no tengas las ‘opciones de desarrollador’ activadas en tu dispositivo móvil, debes realizar un paso previo, el cual consiste en ir hasta los ajustes del teléfono, a la parte donde dice ‘Información del teléfono’.

Una vez estés allí, pulsa las veces que sea necesario hasta que el sistema del móvil te de la información referida al ‘Número de compilación’ indicando que las opciones de desarrollador se han activado.

Por otro lado, puedes seleccionar que algunas aplicaciones para que tengan permitido por un tiempo trabajar en segundo plano, aunque no te da control sobre cual es la aplicación a la cual se le dará cierre.

Cerrar las aplicaciones en específico

Es una alternativa mucho más precisa que la anterior, ya que con este método, puedes cerrar las aplicaciones que escojas.

Es un procedimiento sencillo de realizar y te da la posibilidad de controlar cuales serán las aplicaciones que se van a cerrar, así como las que tendrán permitido trabajar en segundo plano.

Para realizar esta acción, debes ir al apartado donde está ‘Ajustes’ y de allí debes ir hasta ‘Aplicaciones’. De allí en adelante solo debes buscar y seleccionar la que quieras cerrar.

Luego, solo queda pulsar sobre la opción ‘Forzar detención’. El resultado de esta acción es que la aplicación se detendrá y no volverá  a ejecutarse en segundo plano.

En el caso de que no quieras seguir teniendo la aplicación en cuestión, y sea imposible el desinstalarla, puede elegir la opción ‘Inhabilitar’.

Android Marshmallow o Nougat

Si el sistema operativo de tu dispositivo móvil es Android Marshmallow o Nougat es posible hacer que ciertas aplicaciones no sigan actualizándose en segundo plano mientras luego de cerrarse.

El procedimiento varía de acuerdo al modelo del dispositivo del cual se trate. Algunas veces el proceso puede ser largo, aunque nada difícil.

Una de los métodos más frecuentes es el que se realiza con la siguiente ruta: ‘Ajustes’, de allí se va a ‘Aplicaciones’ y una ves estés en este punto, debes pulsar el icono con forma de engranaje que aparece en la parte superior derecha de la pantalla.

En este menú encontraremos las opciones de ‘Acceso Especial’, entre las cuales debemos seleccionar ‘Optimización de batería’. Por último, debes elegir la aplicación que quieras limitar y luego presionar ‘Optimizar’.

Otra opción es seguir la ruta de ajustes y en el apartado ‘Batería’ pulsar el ícono que representa el menú o sea los tres puntos suspensivos a la derecha, donde buscamos para pulsar la opción de ‘Hibernación de la aplicación’.

Aquí se debe habilitar el interruptor superior, inmediatamente puedes escoger libremente las aplicaciones que decidas que pueden continuar actualizándose en segundo plano.

Todas las otras que no llegues a escoger, pasarán a ‘Hibernación’ realizando el guardado de datos, el registro y las actualizaciones  solo cuando estén en uso.

¿Cómo gestionar las aplicaciones en segundo plano utilizando una app de terceros?

En el caso de que quieras evitarte el estar continuamente revisando los acceso y activando  la ejecución en segundo plano de las aplicaciones de tu móvil, tienes una alternativa interesante, que consiste en utilizar una aplicación que se encargue de estos ajustes.

En Google Play hay numerosas aplicaciones que se encarga de esto, puedes descargarlas sin problema para el sistema operativo Android.

Una de las más populares es Greenify, la cual no necesita acceso al root para colocar en hibernación a las aplicaciones.

Para utilizar esta aplicación especial, este te va guiando con una serie de pasos, por ejemplo pide los accesos necesarios para gestionar tus aplicaciones.

Con el símbolo ‘+’ se añaden la aplicaciones que se vayan a mantener en estado de hibernación cada vez que se apague la pantalla de tu móvil.

Otra opción es la de ‘Titanium Backup’, desde la cual puedes realizar copias de seguridad de cualquiera de las aplicaciones que tengas en tu móvil. Además, te brinda la alternativa de asignar la propiedad de hibernación a las aplicaciones que escojas.

Si nuestro artículo sobre Aplicaciones en segundo plano te ha gustado te invitamos a acceder nuestro blog donde encontrarás notas interesantes tales como: Aplicación para contar pasos en Android