Como Mover Las Orejas


¿Cómo mover las orejas?

¿Alguna vez has querido mover tus orejas? A muchas personas les encanta esta habilidad, no sólo por su característico atractivo, sino por su increíble emoción y diversión. Si quieres aprender a mover tus orejas y sorprender a tus amigos con tu increíble habilidad entonces sigue leyendo.

Practicar

  • Identifica los músculos: Es importante que aprendas a identificar los músculos responsables de mover tus orejas. Hay dos músculos en cada oreja, el músculo depresor y el músculo elevador. Para mover tu oreja hacia abajo, debes contraer el músculo depresor y para mover tu oreja hacia arriba debes contraer el músculo elevador.
  • Relajación: Una vez que hayas identificado los músculos correctos, debes asegurarte de que estén lo suficientemente relajados para permitirte mover tus orejas. Para conseguir esto, prueba a sentarte o tumbarte y masajear la zona suavemente.
  • Concentración: Ahora necesitas concentrarte en la zona de tus orejas para hacer que los músculos se contraigan. Prueba a imaginar como estarían tus orejas si las estuvieras moviendo. Intenta mover la oreja como si estuviera conectada a una cuerda y trata de moverla hacia arriba y hacia abajo.
  • Practicar: Finalmente, debes practicar todo el tiempo que puedas hasta que hayas dominado la habilidad. Esto hará que los músculos se fortalezcan con el tiempo y te permitirá controlar mejor el movimiento de tus orejas.

Resumen

Los pasos clave para mover tus orejas correctamente son: identificar los músculos, relajarse, concentrarse en la zona de las orejas y practicar. Si sigues estos consejos, pronto te sorprenderás con tus increíbles habilidades.

¿Que músculos se necesitan para mover las orejas?

El músculo auricular posterior (musculus auricularis posterior)​ está ubicado en el borde posterior del pabellón auricular y permite la movilidad de la oreja hacia delante en animales que orientan el oído hacia los sonidos. Además, el músculo auricular externo (musculus auriculae externus)​ está ubicado en la parte externa de la oreja y controla su movimiento hacia arriba, abajo y hacia atrás.

¿Cuál . Es el porcentaje de personas que pueden mover las orejas?

La gran mayoría de la población no tiene pecas, concretamente el porcentaje de personas que sí las tienen se reduce al 5%. Es una destreza poco frecuente, ya que solo un 22% de la población mundial es capaz de mover una oreja y apenas el 18% lo consigue con las dos.

Cómo mover las orejas

Mover las orejas puede ser una habilidad divertida para impresionar a tus amigos y ser capaz de mostrar tus emociones. Si bien esta habilidad no es innata, sí que se puede aprender con algo de práctica y constancia.

Consejos para mover tus orejas

  • Practica mucho: La cantidad de tiempo necesario para aprender como mover tus orejas depende de tu genética. Algunas personas son capaces de aprender más rápido que otras, por ello es importante tener paciencia y practicar hasta lograr el objetivo deseado.
  • Relájate: La tensión puede ser una barrera que impida mover las orejas. Por ello, es importante que antes de empezar a practicar tomes un tiempo para relajarte y prepararte para la tarea de moverlas.
  • Focaliza tus músculos: Para mover tus orejas necesitas focalizar la parte trasera de las orejas, para esto puedes usar tus dedos para sentir tus músculos detrás de tus orejas. Debes tratar de flexionar los músculos de forma suave para lograr el objetivo deseado.
  • Mantén la concentración: Una vez que estés familiarizado con tus músculos detrás de tus orejas, la clave para moverlas está en mantener tu concentración mientras tratas de mover los músculos. Repite el ejercicio varias veces hasta que puedas mover tus orejas con facilidad.

Es normal que al principio no logres obtener resultados inmediatos. Por ello es importante tener constancia y no rendirse rápidamente. A medida que sientas que consigues pequeños avances deberás motivarte y seguir entrenando para lograr controlar tus orejas.

¿Cómo se pueden mover las orejas?

Según un equipo de investigadores que ha expuesto su teoría en la revista ‘eLife’, la dirección de la atención auditiva se refleja en la actividad eléctrica sostenida de los músculos dentro del sistema auriculomotor vestigial, es decir, las orejas, se mueven según el lado al que prestamos atención. Esta representación eléctrica ocurre en distintas especies, por lo que se puede evidenciar un movimiento de orejas, como un mecanismo de localización auditiva.

Aunque no todas las especies tienen el mismo grado de capacidad para mover las orejas, los seres humanos pueden aprender ah desarrollar esta habilidad.

Con la práctica, se puede llegar a conseguir un control amplio sobre los músculos responsables del movimiento auricular. Si duermes con tus orejas crucificadas, practicas tu técnica de concentración, y repites los ejercicios de relajación, podrás lograr el control necesario para conseguir mover tus orejas a voluntad.

También le puede interesar  Como Borrar Rotulador en Papel