Como Se Quita La Cafeina Al Cafe


Cómo quitar la cafeína al café

La cafeína presente en el café es uno de los motivos principales por los que esta bebida se ha convertido en una de las más populares en todo el mundo. Sin embargo, para algunas personas, los efectos secundarios asociados con la cafeína pueden ser desagradables. Aprenda cómo quitar la cafeína de su café para disfrutar la taza sin los efectos.

Método 1: Usar una variedad sin cafeína

Ciertas variedades de café contienen menos cafeína que otras, así que si ese golpe energizante no es necesario para ti, puedes elegir la variedad que lleve menos. Puedes optar por:

  • Café descafeinado: Los métodos de descafeinado hacen que el café desarrolle menos cafeína que el café convencional.
  • Granos tostados oscuros: En general, el café tostado oscuro contiene menos cafeína que el café de grano más claro.
  • Cereales de café: Los cereales de café contienen una cantidad muy baja de cafeína en comparación con el café.

Método 2: Usar un químico reductor de cafeína

Una manera completamente segura de reducir la cafeína en el café es usar un producto químico llamado trimetilsiloxano. El trimetilsiloxano se cuela en la taza junto con el café para absorber la cafeína del grano. El producto químico luego se retira de la taza con la ayuda de un filtro. Esta técnica reduce en gran medida la cafeína del café, sin afectar su sabor.

Método 3: Calentar el café

Otra manera de reducir la cafeína de su café es calentarlo. Agite el café caliente y luego hierva y filtre el líquido una o dos veces. El calor rompe los enlaces entre los componentes del café, liberando la cafeína, por lo que debe ser reemplazada en el grano.

Con algunos conocimientos y algo de trabajo, es posible disfrutar de una taza de café sin los efectos deseados de la cafeína. Si no desea, ni necesita la cafeína, pruebe uno de los diversos métodos para eliminarla antes de disfrutar su taza favorita.

¿Cómo quitar el efecto de la cafeína?

La buena noticia es que puedes acelerar las cosas: beber mucha agua, por ejemplo, ayuda a eliminar la cafeína más rápido, y además te ayudará a mantenerte hidratado y sentirte mejor. De igual manera (como sucede con el alcohol), comer algo también podría ayudarte a evitar que el proceso sea tan incómodo. Tomar una siesta puede ayudarte a desconectarte, descansar y aliviar parte de esos efectos. Prueba también ejercicios de estiramiento y respiración profunda para ayudar a relajarte. Por último, para deshacerte de la cafeína de manera rápida puedes tomar una cápsula de desintoxicación, si es algo que estás dispuesto a considerar.

¿Cómo saber si el café es descafeinado o no?

De hecho, la normativa internacional impide que cualquier marca de café etiquete un café como descafeinado si tiene: Más del 97% de la cafeína inicial. Más del 0.1% del total de cafeína del grano verde. Más del 0.3% del total de cafeína del extracto de café. Entonces, para saber si el café es descafeinado o no podemos comprobar estas cifras antes de comprarlo.

¿Cómo surge el café descafeinado?

Según Goldshire, el primer café descafeinado comercial apareció en Alemania en 1906. Fue Ludwig Roselius quien lo creó gracias a que buscaba una manera para eliminar la cafeína de los granos porque creía que había sido la razón del fallecimiento de su padre. Según lo dicho por Roselius, el procedimiento para crear el café descafeinado consistía en empapar los granos de café en cloruro de benceno para eliminar la cafeína. Esta fue la primera versión de café sin cafeína. Lo interesante es que sus cafés aún tienen una ligera cantidad de cafeína. Esta técnica luego fue mejorada y modificada para producir el café descafeinado moderno que se conoce hoy en día. Actualmente, hay muchos procesos para producir café descafeinado de diferentes fuentes de café y con diferentes cantidades de cafeína.

¿Cómo separar la cafeína del té?

Una manera de extraer la cafeína del té en un laboratorio consiste en hacer una infusión en donde el vapor de agua (el reactivo) no se pierda por evaporación. Luego, el segundo paso consiste en depositar una pequeña cantidad de dicha infusión en un tubo de ensayo con dinamita, al cual se le agrega un catalizador selectivo para la extracción de cafeína. Esta dinamita es una fracción de nitrato de sodio que cataliza anidrido clorhídrico, que es el reactivo en el proceso para separar la cafeína del té. El tercer paso es verter una gota de cloruro de magnesio al tubo de ensayo con dinamita y cafeína y esperar a que reaccione con la dinamita. Esto hará que la cafeína aislada se mezcle con el cloruro de magnesio para formar una solución líquida. Finalmente, la solución se filtra, recogiendo la cafeína como resultado final, sin tener que eliminar el té.

También le puede interesar  Como Organizarte El Dia