Como Son Las Cenizas De Un Perro


Cenizas de un Perro: ¿Qué son?

Las cenizas de un perro son el poco que queda una vez que los cuerpos de nuestros queridos animales se han quemado.

Cenizas de Incineración:

Es la forma de disposición de los cuerpos de nuestros amigos caninos más frecuente. Esta consiste en su cremación, proceso por el que a través de altas temperaturas los restos del animal se vuelven cenizas. Estas cenizas suelen ser livianas y en tonos grises oscuros.

Usos comunes

A veces las cenizas se guardan en pequeños recipientes como recuerdo, puesto que para algunas personas contienen mucho valor sentimental. Otras veces, se esparcen en el lugar favorito de su mascota durante su vida.

Cosas que recordar al manejar las cenizas:

  • Las cenizas contienen restos de vocales; muchas personas los conservan como recordatorio, esto por supuesto es totalmente opcional.
  • Las cenizas son muy frágiles y requieren un cuidado especial para su conservación.
  • Es muy importante tener en cuenta que algunas partes del cuerpo del animal, como huesos y dientes, NO se queman durante el proceso de incineración.

En conclusión, las cenizas de un perro son el resultado de la incineración del cuerpo del animal una vez que ha muerto. Estas suelen ser livianas y en tonos grises oscuros. Algunas personas optan por conservarlas como recuerdo, por lo que es importante tener en cuenta que algunas partes del cuerpo del animal, como huesos y dientes, no se queman en el proceso.

¿Qué pasa si dejo las cenizas de mi perro en la casa?

De acuerdo con el Feng Shui, tener las cenizas de tus mascotas en el interior de tu hogar abre la puerta a que se genere un ambiente negativo en tu casa. Se podría ver reflejado en un estancamiento de las buenas energías y muchas veces conlleva a un retroceso en diversos aspectos. Se recomienda guardar las cenizas de tu mascota en un lugar externo, como en una valla o una urna, con el objetivo de preservar la energía positiva del hogar.

¿Cómo son las cenizas de una mascota?

Son biodegradables y está diseñada de forma que podemos plantar una semilla de la que saldrá un árbol si tenemos un jardín, o una planta que podemos mantener en nuestra casa. La urna tiene un compartimento en la parte de abajo donde se introducen las cenizas y en la parte de arriba se coloca la semilla. Esto nos permite recordar nuestras mascotas de forma significativa y también nos proporciona una forma de homenajearlas de forma permanente. Las cenizas pueden ser enterradas o esparcidas según las preferencias y deseos.

¿Cómo son las cenizas de un cuerpo cremado?

La mayoría espera un material ligero y escamoso similar a la ceniza de madera. Sin embargo, este malentendido se produce porque los restos cremados son principalmente huesos y los tejidos blandos se consumen durante el proceso de cremación. Esto significa que las cenizas químicas creadas que se recuperan después de la cremación contienen los minerales que componían el cuerpo del fallecido, una combinación particular de fósforo, calcio y magnesio. El producto final parece y se siente como un polvo grueso con texturas y colores impredecibles, normalmente de tonos grises y negros.

¿Cómo saber si son las cenizas de mi perro?

Todas las mascotas llevan una identificación con nombre, propietario, color, y raza de la mascota, lo cual nos permite una fácil identificación. Al momento de retirar las cenizas del horno, son metidos a una bolsa especial y la etiqueta es adherida a la bolsa nuevamente. La primera etapa sería ver si coincide la información incluida en esa etiqueta con la mascota. Eventualmente, puedes ponerte en contacto con las autoridades locales para que te gestionen una cadena de custodia de la mascota con el crematorio.

En algunos casos durante la cremación, la identificación corporal se destruye lo cual hace más difícil determinar si son las cenizas de tu perro o no, pero existen otras pruebas alternativas (como la prueba de polimorfismo de ADN) que permite una confirmación mas segura.

Sobre Las Cenizas del Perro

Las cenizas de un perro después de su incineración pueden ser un recordatorio triste de su paso por el mundo. Pero, ¿cómo son en realidad?

Aspecto Externo:

Las cenizas consisten en partículas muy finas y ceniza ligera o granular. Su color oscila entre el blanquecino, el gris y verdoso, dependiendo de la dureza de los huesos de la mascota.

  • Blanco: característico de los huesos del perro con una ligera ceniza grisácea.
  • Gris: hueso medio que se quema a temperatura media.
  • Verdoso: huesos duros que se queman a alta temperatura.

Olor

En términos generales, estas cenizas no tienen un olor desagradable. Pero, si el perro sufrió alguna patología, como tumores, la quema añadirá su propio olor característico.

Textura

Las cenizas del perro tienen una consistencia suave si se toca con la mano, con algunas partículas gruesas. Estas partículas gruesas son los fragmentos óseos no quemados que han resistido la quema.

Uso de Las Cenizas

Una vez el perro está incinerado, sus dueños pueden guardar las cenizas y diseminarlas en un lugar especial como forma de homenaje. También se pueden mezclar con tierra y usar para plantar flores, árboles o arbustos. Las cenizas también se utilizan en los campos como abono.

También le puede interesar  Como Buscar Pdf en Google